¿QUÉ PUEDO REGALARLE A MI CABALLO POR NAVIDAD?:

Chic@s, ya ha llegado uno de los momentos más bonitos del año y no es otro que la navidad, yo la verdad es que no tengo demasiado espíritu navideño, pero creo que a partir de este año las cosas van a cambiar. Estos últimos 9 meses han estado llenos de ilusión y ganas de seguir adelante y todo gracias a vosotros. “Mi mundo en un relincho” nació como un proyecto para ayudar a otros jinetes y amazonas a mejorar la relación con su caballo y a que entendiesen que son más que simples animales y creo que poco a poco podremos llegar a ser una gran familia donde podamos formar un pequeño rinconcito donde compartir nuestras hazañas con nuestros caballos. Y ahora sin más dilación empecemos con el post de hoy: ¿Qué podemos regalarle a nuestro caballo por navidad?

Hay un sinfín de posibilidades, así que yo solo voy a poner algunas de las que yo le haría a mi caballo:

Un sudadero

Regalar un sudadero siempre es una buena idea ya que son elementales para nuestro día a día y lo mejor es que hay una gran variedad de colores y estampados a cada cual más precioso. Podéis elegir entre un sudadero para dar cuerda, uno para montar de manera habitual o alguno de color blanco para los concursos. Si lo queréis para trabajo más diario os recomiendo que elijáis un sudadero se puedan lavar directamente con la manguera y dejar secar al aire libre, de esta forma evitamos que se acumule el sudor y cause heridas y roces en la piel de nuestros caballos.

Protectores o Vendas

Es la mejor época para pedir en la carta de los Reyes o Papa Noel unos buenos protectores para montar a caballo, ya sean para uso más diario o para poner a nuestros caballos bien guapos. Por otro lado, si eres más de poner vendas también puedes optar por una gran cantidad de colores y estampados preciosos.

Otro buen regalo son unos protectores de transporte sobre todo si eres unos de esos jinetes que se van de concurso o que viajan con sus caballos a eventos. Eso sí, hay que comprar unos buenos para que los protejan durante los viajes en los vans o camiones de transportes.

           

Una buena montura

Tal vez este sea un regalo algo más caro, pero yo creo que es el más importante y vital para cuidar el valioso dorso de nuestro querido compañero, ya que todo caballo que se precie necesita de una silla de montar en condiciones. Escoger una silla es muy importante porque de ello depende nuestro placer de practicar la equitación y del valor que le damos a nuestro caballo. Una buena silla de montar es imprescindible y una inversión necesaria e importante, tampoco se trata de elegir una montura de una marca buena, sino de elegir la que mejor se acople a nuestro caballo y que nos guste a nosotros, por supuesto.

       

Una cabezada de cuadra

Una cabezada de cuadra de más nunca viene mal porque ya sabéis que se gastan y se rompen sobre todo si los tenemos en el prado de descanso. Además, nos encanta tener varias en colores y materiales

También podemos darnos un caprichito y comprar una buena cabezada de cuero para ir a los concursos o una forrada con borreguito por los lados para evitar roces y que esté lo más acolchada y cómoda posible, además de que ¡¡les quedan fenomenales!!

Pelotas antiestrés

¿Vuestro caballo se pasa la mayor parte del invierno en el box? Ofrécele de nuevo un regalo que le sea útil y divertido. Hay un montón pelotas antiestrés diferentes, ello permitirá que a vuestros compañeros las esperas se les hagan un poco más cortas. Las hay con sabor a zanahoria, manzana, banana, frutos del bosque… ¡Para todos los gustos!

Set de belleza

Que nuestro caballo tenga un pelo brillante y lustroso es un indicio de buena salud, además es importante que mantengamos un buen cuidado de sus crines y su pelo, ya que evitaremos de esta forma que le salgan heridas en la piel, por ello necesitamos de materiales en condiciones que nos ayuden a mantener la higiene de nuestro caballo como: cepillos, peines, champús, acondicionadores, y otro tipo de accesorios para su pelaje e higiene diaria, ya que es importante cepillarlos todos los días o todas las veces que vayamos a montarlos.

   

Una manta

Ahora hace frío, así que una buena manta para el paddock o una manta para la ducha es un regalo más que útil y si buscas bien puedes encontrar algunas a muy buen precio. También puedes entrar en este artículo del blog para saber que manta es la más adecuada para tu caballo:

https://mimundoenunrelincho.com/blog/2019/11/09/como-elegir-una-manta-adecuada-para-nuestro-caballo/

Una manta de masaje

Nuestros caballos se merecen lo mejor y además las navidades son sinónimo de “relax” para la mayoría, entonces ¿Por qué no iba a serlo para nuestros caballos?  ¡Regálale una manta de masaje y dale ese pequeño caprichito que tanto se merece!

Caramelos

Un buen cubo de caramelos, naturales a ser posible (es imposible que falles si le regalas este a tu caballo). Además, podéis encontrar una amplia gama de golosinas para que vuestros compañeros equinos se lo pasen a lo grande. Los hay incluso que contribuyen al buen funcionamiento de sus vías respiratorias, articulaciones, digestión… ¿Vas a dejarle sin su regalo de Reyes?

       

Redes para heno

Tengo pensado hacer un artículo del blog específico para hablar de la importancia de un buen forraje en la alimentación, pero tenéis que saber que el heno es un forraje muy bueno para nuestros caballos, ya que mantiene activo su tracto digestivo y ya si esta está metida en una red, además de saciarle, le entretiene mucho más que la hierba suelta. Ponerle una red a nuestro caballo le hará comer de la manera adecuada porque les permite tener acceso al heno en todo momento como lo harían si estuvieran pastando de manera natural. Es lo que llamamos el slow feeding, una nueva y revolucionaria forma de dar de comer a tu caballo. Se basa en que los animales coman lentamente durante largos periodos de tiempo.

El clásico: el saco de zanahorias

Ya se acerca la fecha de Reyes o Papá Noel y no tienes tiempo para regalarle algo a tu caballo no te preocupes aquí te dejo al viejo confiable que nunca falla: UNA SACO DE ZANAHORIAS. Este es un gran clásico para cualquier ocasión, ya sea un aniversario, año nuevo o navidades. La zanahoria es el regalo que todo caballo desea. Además de que este vegetal concentra una alta cantidad de vitaminas A y E. Por lo que malo no será. Todo lo contrario. ¡Ideal para las compras de última hora!

Llegados a este punto también me gustaría hacer una pequeña reflexión, todo lo que hemos dicho está muy bien, son cosas necesarias que realmente utilizamos todos los días y que ayudan a nuestro caballo a tener unas mejores condiciones, pero este año yo he estado reflexionando mucho porque realmente quería regalarle algo a mi caballo que realmente le fuese útil y de su agrado porque alguna vez nos hemos parado a pensar ¿Qué quiere realmente nuestro caballo en Navidad? Bueno si echamos un vistacillo en las tiendas y en internet estas nos sugieren un montón de posibles regalos: mantas, cabezadas, fontanelas, sudaderos de todos los colores y todas las marcas cada cual más cara, fustas, pantalones… Pero es que realmente lo que estás pensando es lo que te gustaría a ti que te regalasen si fueras tu caballo y pensases como un humano.

Luego, por supuesto, también queremos que nuestro caballo tenga espíritu navideño; le ponemos gorros de navidad, le ponemos astas de reno como si fuera Rudolph, o frontaleras de colores navideños.

Si tenemos la posibilidad de elegir entre una frontalera con cristales de Swarovski y una bolsa de zanahorias, todo caballo sé iría a por la frontalera de cristal ¿o no?. Pues no. El caballo elegirá la bolsa de zanahorias. Eso sí, podemos regalarle algo a nuestro caballo, pero sin pasarnos. Todos creemos que nuestro caballo es el George Clooney de la especie, pero no nos tenemos que pasar. Sin embargo, tenemos que ser conscientes de lo que realmente necesita nuestro amigo.

Si deseamos asegurarnos de que nuestros caballos no tienen sólo una Navidad feliz, y si toda una vida feliz, recordemos unos principios vitales para asegurar el bienestar de nuestros caballos:

-Que tengan un ambiente adecuado en el que vivir

-Proporcionarles una dieta saludable y equilibrada

-Permitirles comportarse como caballos

-Que tengan una compañía apropiada de su propia especie

-Poder estar protegidos de dolor, sufrimiento, heridas y enfermedades.

Y estos son solo algunas de las pequeñas cosas que podemos hacer por ellos por eso este año he decidido regalarle a mi caballo una ampliación de su padock para que pueda correr y revolotear con otros caballos. Además de una sesión de fisio para mantenerlo siempre al 100%. Recordad que si vuestros caballos están bien cuidados tanto físicamente como psíquicamente podéis estar orgullosos de como sois como jinetes ya que un caballo feliz = jinete contento. No le descuides y sobre todo NO LE FALLES para él eres su mundo. Dicho esto, os deseo a todos una Feliz Navidad y que paséis buenas fiestas, nos vemos la semana que viene!!

Felices fiestas de,

Ms.t

 

¿QUÉ PUEDO REGALARLE A MI CABALLO POR NAVIDAD?:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *