EL TRABAJO DURO EN LA EQUITACIÓN

Hoy vamos a hablar de un tema que todo amante de la equitación conoce y no es otro que el TRABAJO. Como sabéis montar a caballo es un deporte muy bonito, pero tienes que estar dispuestos a sacrificar muchas cosas y sobre todo estar dispuesto a trabajar y mucho… Desde pequeña mis padres me han enseñado que las cosas no caen del cielo y que nada en esta vida llega por si solo y estar en este deporte solo hizo más que demostrármelo una vez tras otra.

Para empezar, creo que es importante definir que es el trabajo duro. Para mí el trabajo duro es aquel que te plantea un desafío, aquel que te hace levantarte de la cama cada mañana con ilusión y ganas de seguir adelante.

La mayoría de la gente hará lo que sea más fácil y evitará el trabajo duro; esta es precisamente la razón por la que debes hacer lo contrario. Las oportunidades superficiales de la vida serán abordadas por hordas de personas que buscan lo que es fácil. Los desafíos fuertes tienen mejores recompensas. Claro que puedes tener suerte de vez en cuando y encontrar un camino fácil hacia el éxito.

Yo, por ejemplo, estoy utilizando esta misma filosofía en la construcción de este blog. Hago un montón de cosas que son difíciles. Trato de abordar temas que otras personas no lo hacen y paso por alto la fruta que cuelga a baja altura. Me esfuerzo para tratar temas profundamente e intento que os sintáis identificados en cada uno de los posts. Puse en marcha este blog en abril del 2019 (hace siete meses) y he estado trabajando en ello a tiempo completo y si yo hubiera dedicado todo este tiempo a ver la televisión o a pasar horas muertas en el sofá, mi vida no sería tan productiva. Es un montón de trabajo duro. Pero yo estoy dispuesta a pagar el precio que sea necesario. No voy a tomar el camino fácil. No voy a escribir artículos con el único objetivo de ganar visitas y dinero. Eso no ayuda a nadie.

Para mí el trabajo duro se ha convertido en mi compañero, ya no está como una amenaza, ahora forma parte de mí. ¡Y ahora soy consciente que debo darle las gracias!

Trabajar duro me hizo tal como soy y gracias a él tengo esta actitud de no tirar nunca la toalla, de nunca abandonar. Gracias a él he aprendido a generar más energía cuanto más complicado es el objetivo por el que debo luchar.

¿Abandonar? No existe en mi vocabulario.

Cuando los demás abandonan yo sigo desafiando realidades, siempre mirando hacia delante. La diferencia entre conseguir algo o no suele ser un extra de intenso trabajo. Cuando, los otros duermen, nosotros debemos seguir planteando nuevos caminos, nuevos objetivos y nuevos extras de trabajo.

El trabajo duro siempre da sus frutos y cuanto mayor sea tu capacidad de trabajo, mayores serán las recompensas que están a tu alcance. Cuánto más se puede cavar, más tesoro se puede encontrar.

Estar sano es un trabajo duro. Encontrar y mantener una relación exitosa es un trabajo duro. Organizarse es un trabajo duro. Establecer metas, hacer planes para alcanzarlas y mantenerse en la cresta de la ola es un trabajo duro. Incluso ser feliz es un trabajo duro.

Tu vida alcanzará un nivel totalmente nuevo cuando dejes de evitar y temer el trabajo duro. Hazte aliado de él en vez de su enemigo. Es una herramienta poderosa para tener a tu lado.

Y para terminar decir que sobre todo nos os dejéis influenciar por esos dichosos comentarios como: “¡No estás preparado, no podrás, es imposible que lo logres!” porque ahí, en ese justo momento es cuando más se debe de multiplicar vuestro esfuerzo, cuando más deben crecer vuestras ganas de conseguirlo. Si se ríen de vuestros sueños porque para ellos parecen imposibles lo que tenéis que hacer es llenaros de energía y fuerza para seguir intentándolo para demostrarles que vosotros podéis con eso y más. Y recuerda que cada fracaso supone un capítulo más en la historia de nuestra vida y una lección que nos ayuda a crecer. No te dejes desanimar por los fracasos. ¡Aprende de ellos, y sigue adelante!

P.D: Si quieres triunfar, no te quedes mirando la escalera. ¡Empieza a subir, escalón por escalón, hasta que llegues arriba!

Espero que os haya gustado,

Ms.t

EL TRABAJO DURO EN LA EQUITACIÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *