GOLOSINAS ¿SÍ O NO?

Hola de nuevo a todos y a todas, ya estamos aquí una semana más en un nuevo post. Hoy os traigo una pregunta que seguro que alguna vez os habéis realizado. Muchos de nosotros habremos dado más de una vez una golosina a nuestro caballo y ¿Por qué no? Yo soy la primera que cuando termina un entrenamiento le da un premio a su caballo recompensándole por el trabajo bien hecho, pero creo que debo de profundizar más sobre este tema, ya que este gesto tan inofensivo puede derivar en muchos problemas a la hora del manejo de nuestro caballo. Así que vamos a ello.

Los humanos, en especial los que tenemos origen latino, nos mimamos, premiamos y agasajamos a través de la comida. Cuando nos vinculamos con los caballos pretendemos fortalecer ese lazo de la misma forma que lo hacemos entre nosotros. El premio con golosinas es habitual entre los niños en las escuelas de equitación o centros de equinoterapia, pero también es un recurso utilizado por reconocidos entrenadores.

Entonces… ¿En qué casos es conveniente y por qué? Para responder a esta pregunta tenemos que pensar desde “La lógica del caballo”, para explicarlo mejor voy a recurrir a una parte del libro de la increíble etóloga Lucy Rees, una de las mejores en lo que se trata de comportamiento equino y el cual dice lo siguiente al respecto:

 “El caballo no aprende que somos sus amigos a base de darles golosinas, los caballos hermanados no se ofrecen comida, se rascan. Podemos enseñar al caballo el acto de acercarse a nosotros con comida, pero el uso de golosinas al azar solo enseña al caballo a buscarlas, o incluso a morder nuestros pantalones. Normalmente los premios de comida no son necesarios en la doma: las caricias, La Paz, el pasar tiempo con ellos son suficientes como premio. Pero en el caso de los caballos resabiados, o cuando queremos enseñar algo que el caballo teme mucho la comida es muy efectiva.”

Me parece oportuno traer este ejemplo de situaciones que tendemos a humanizar en nuestro vínculo con caballos. Aún tenemos la idea antropocéntrica que nos coloca como patrón de referencias en cuando a preferencias, intenciones, comodidad y bienestar de otros seres… así es que abrigamos a los caballos cuando tenemos frío, interpretamos su comportamiento desde nuestros propios motivadores…

 

Con todo esto quiero decir que debemos de observemos a nuestros caballos desde una mirada más despojada de la humanidad. No digo que dejéis de darles golosinas a vuestros caballos, por supuesto que no. A mí personalmente me encanta darle chuches a mi caballo después de cada entrenamiento. También en otros momentos, como cuando sube en el remolque para viajar, así lo premio cada vez que hace las cosas bien. De esta manera se consigue una mejor relación, porque nos asociará con algo bueno y seguramente aumentará su confianza hacia nosotros.

Yo suelo darle terrones de azúcar, porque es de las cosas que más le gusta y además es fácil de masticar, incluso si lleva aún los hierros en la boca. Algunas veces suelo comprar caramelos o galletas específicas para caballos, pero al final siempre me suelo decantar por las cajas de terrones porque las puedes encontrar fácilmente en cualquier supermercado y además son más baratas que los caramelos. Otra de las cosas que más le gusta son las manzanas y zanahorias, pero sin duda alguna con lo que más disfruta es cuando llega la temporada del melón y de la sandía, ¡se vuelve loco! Hay otras frutas que les suelen gustar, si estás interesado en saber que otras cosas puedes dar a tu caballo puedes pinchar en este link:

https://mimundoenunrelincho.com/blog/2019/04/27/que-golosinas-puedo-darle-a-mi-caballo/

Y para terminar con el post de hoy, es importante añadir que de vez en cuando no viene mal un caprichito, seguro que nos lo agradecen, pero tenemos que saber en qué situaciones debemos premiarles y en cuáles no, para que de esta manera no puedan coger ningún vicio feo como morder. Espero que este post haya aclarado algunas de vuestras dudas, ya que había recibido algunos mensajes preguntándome por esto, así que espero haberos ayudado y nos vemos en el próximo post.

Ms.t

GOLOSINAS ¿SÍ O NO?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *